La naturaleza se ha convertido en protagonista en Comunidad Infantil, de tal modo que estos días están siendo muy fructíferos tanto en el exterior como en el interior.

Cuando se observa que l@s niñ@s vienen con necesidad de moverse, correr, gritar, jugar…, se comienza la mañana en el patio para luego entrar en el aula con ganas de trabajar. Es una muy buena opción ahora que el tiempo nos acompaña.

Dentro del aula hemos trabajado con los animales del mar. Nuestra guía María trajo de la playa conchas, erizos, caracolas y una estrella de mar, y les ha encantado. Estos elementos reales se apoyan con un libro donde aparecen dibujos de estos mismos animales.

Pensamos que les interesaría un par de días como mucho, pero la verdad es que a diario lo están pidiendo, así que Ana (la estudiante en prácticas) amplió trayendo muchas estrellas de mar que tenía en casa, un coral y una caracola enorme donde han podido “oír el mar” eclipsados.

Lo mismo ha sucedido con una pluma de gaviota y otra de pavo real. Han abierto la curiosidad y la fascinación por el mundo de las aves: cómo son sus huevos, los colores de sus plumas… Así que hemos aprovechado este interés para ir viendo la gran familia de las aves. Esta vez se ha introducido el tema con los esqueletos de un periquito y un gorrión, y las plumas de una gaviota y de un pavo real. Se ha incorporado vocabulario de las diferentes partes de su cuerpo: pico, patas, plumas, alas… Todo acompañado por el maravilloso mundo de los libros. De esta forma, al igual que con los animales del mar, podemos pasar fácilmente de lo concreto y lo “palpable” a fotografías y dibujos.

También en el aula tenemos un cajón con sombreros, gafas, collares, horquillas, pendientes… Y les gusta mucho usarlos y ponérselos unos a otros.

Seguimos, cómo no, con el trabajo individual y la vida práctica: cortando fruta, fregando platos, regando plantas, preparando floreros, dando de comer a los peces…

Por esto se invita a las familias a traer cosas que encuentren en el campo, en la playa o en casa. Desde el objeto real podemos abrir puertas a los libros y al conocimiento de la naturaleza.

¡Y LA FAMILIA CRECE!

Mientras en el exterior, la familia Galápagos aumenta: los conejos han tenido cinco crías y son preciosas, estos días han empezado a salir de la madriguera y muchos niños y niñas han podido verlos.

Y así los niños y niñas de Comunidad Infantil se adentran en el mundo de la naturaleza, manipulando, tocando, viendo y observando son capaces de introducirse en el conocimiento de todo aquello que les rodea.

Categories:

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ARCHIVO
SÍGUENOS EN FACEBOOK
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad